Los rebeldes y el consejo de transición en Libia

14

Cuando buena parte del territorio libio ha sido tomado por los rebeldes, con la ayuda de una coalición militar encabezada por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y España y se ha establecido el denominado Consejo Nacional de Transición, la pregunta que se hace la gente es ¿quiénes son estos rebeldes y quiénes conforman el tal Consejo Nacional de Transición? Ahora los rebeldes son, sin lugar a dudas, un grupo heterogéneo al servicio de intereses oligárquicos e imperialistas y que lograron su objetivo político gracias al apoyo militar de la OTAN.

Estos autodenominados rebeldes en el proceso mismo de la lucha armada en contra de Gaddafi, pusieron a un lado a las verdaderas fuerzas de oposición que aisladas se quedaron sin el protagonismo inicial de la rebelión popular libia. Producido este fenómeno el paso siguiente fue organizar el Consejo Nacional de Transición con generales y oficiales desertores de las fuerzas armadas, ministros y políticos gubernamentales que dejaron solo a Gaddafi y se constituyeron en la ciudad de Bengasi. Gobierno paralelo que pronto fue reconocido por Estados Unidos y la mayoría de países europeos con el objetivo claro de establecer la puja con el gobierno de Muammar Gaddafi y el control de los pozos petrolíferos, la reconstrucción de la devastada Libia y el reparto de ganancias entre los países de la coalición, luego de la intervención militar.

El Consejo Nacional de Transición es liderado por Mahmoud Jabril en calidad de Primer Ministro, economista cercano a los Estados Unidos y a Gran Bretaña, se doctoró en ciencias políticas y en planificación estratégica en la Universidad de Pittsburgh (EEUU). Responsable de la política económica de Muammar Gaddafi durante la última década, empedernido neoliberal y negociador de los contratos de Libia con el imperialismo. El gabinete incluye a ex generales, ministros y políticos de gobierno que han abandonado a Gaddafi. Gobierno interino impulsado y promovido por las principales fuerzas imperialistas bajo la estrategia de garantizar los negocios de los grandes consorcios y corporaciones imperialistas. El presidente del Consejo es el ex ministro de Justicia, Mustafá Adbel Jalil quien en los últimos años ha posibilitado la penetración en Libia de los intereses económicos de las potencias imperialistas. El Consejo Nacional de Transición mantiene el denominado Ejército Popular Libio, de 8.000 militares profesionales que controla la mayor parte de los pozos petroleros y las terminales portuarias. El ex ministro del interior, Abdul Fathah Younis, general represor a las fuerzas de oposición, se declaró Comandante en Jefe de las fuerzas armadas rebeldes, considerado el número dos del gobierno de Muammar Gaddafi, fue asesinado en circunstancias no aclaradas.

Bajo estas perspectivas la auténtica oposición tiene el reto de luchar por la liberación definitiva del pueblo libio del imperialismo y los enemigos internos bajo los lineamientos del socialismo científico.