Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Internacional > Maduro se encomienda a Chávez

Maduro se encomienda a Chávez

Martes 12 de noviembre de 2013

Pa
ra nadie es desconocido que la religión juega un importante papel en la conciencia de la gente, tampoco que muchos sectores de políticos pretenden utilizar esa situación para conseguir adhesión a sus planteamientos. Por lo visto, es lo que ahora hace Nicolás Maduro, presidente venezolano, con una serie de revelaciones o alocuciones que relacionan el sentimiento religioso del pueblo y la prematura muerte de Hugo Chávez.

La última es una supuesta imagen del comandante sobre una roca, en las excavaciones del metro de Caracas, que ha mostrado en televisión para luego concluir que “todos somos Chávez” y de esa manera interrelacionar religión, afectos hacia Chávez y adhesión al proyecto político que ahora lidera Maduro.
Es de entender que tales afirmaciones una y otra vez expuestas en televisión tienen el acuerdo del partido gobernante, que, siendo así, deja la impresión de una desubicación colectiva, por decir lo menos.

Chávez logró una importante acogida del pueblo venezolano, al punto que lideró por más de una década a ese país, ganando varias elecciones y reduciendo enormemente la influencia del Copei y AD, partidos políticos identificados con la derecha que gobernaron ese país.

De la influencia que tuvo Chávez en el pueblo ahora quiere ser heredero Maduro, para ello no duda en valerse de argumentos nada sustentables como es el religioso, que puede entenderse como una alternativa de comunicación desesperada ante la situación económica que prácticamente ha salido de control, al punto que en estos días se han dado saqueos debido a la falta de recursos de importantes sectores populares, el descontrolado aumento de precios y la cotización del dólar.

La critica situación económica que tienen que soportar los venezolanos afecta a su respaldo a las decisiones de Maduro y su gobierno, hecho que se enfrenta con alusiones religiosas y sobrenaturales con Chávez, en vez de acertadas medidas económicas.

Estas referencias religiosas distan mucho de la necesaria toma de conciencia que se propone desde la izquierda y se inscribe en el populismo, característico de la manipulación derechista.