Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Editorial > Renegociación de la deuda externa

Renegociación de la deuda externa

Miércoles 14 de diciembre de 2016

"Patear” la crisis hacia adelante no es resolverla, simplemente dilata su estallido pero con efectos más graves. Levantar la propuesta de la renegociación de la deuda externa es fundamental en las actuales condiciones.

Una nueva emisión de bonos “soberanos” ha realizado el Gobierno en estos días. Traducido a términos sencillos significa incremento de la deuda externa. Esta vez, son 750 millones de dólares, colocados a una tasa de interés de 9,65% a 10 años de plazo. El interés sigue siendo de los más altos, pues, otros países logran negociaciones similares con intereses de 3 o máximos 5 puntos.
La desesperación gubernamental por conseguir recursos expresa la grave crisis económica que afecta al país, aun cuando los altos funcionarios hacen esfuerzos por convencer a la población que la recuperación económica se encuentra en curso. En la misma línea está la disposición de elevar el encaje bancario de 2 al 5%, que permitiría al Banco Central contar con 680 millones de dólares. Estos recursos junto al nuevo endeudamiento externo estarían orientados a cubrir lo que el Gobierno necesita para pagar el décimo tercer sueldo del sector público, pues, no hay liquidez en la caja fiscal.
En el curso de estos dos últimos años más de 10 mil millones de dólares de la reserva monetaria han sido tomados por el gobierno, que en esencia representan recursos que debían llegar a los organismos seccionales o mantenerse en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, entre otras instituciones.
Como dicen muchos analistas, el gobierno intenta “patear” la crisis hacia adelante con mayor endeudamiento externo que sobrepasa ya los 40 mil millones de dólares, lo que viola la propia Constitución que establece un techo del 40% de endeudamiento permisible en relación al Producto Interno Bruto.
Pero “patear” la crisis hacia adelante no es resolverla, simplemente dilata su estallido pero con efectos más graves. Levantar la propuesta de la renegociación de la deuda externa es fundamental en las actuales condiciones. Es una propuesta de contenido popular, soberana y antiimperialista. A su vez debe juzgarse a quienes han llevado al país a esta situación