Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Editorial > Manipulan el anhelo de cambio del pueblo

Manipulan el anhelo de cambio del pueblo

Miércoles 1ro de febrero de 2017

Varios análisis coinciden que entre Moncayo, Viteri y Lasso el que mejores posibilidades de ganar en la segunda vuelta las tiene Paco Moncayo.

La “época de la revolución ciudadana” ha provocado hastío en un significativo sector de ecuatorianos que esperan superar este nefasto período tras las elecciones presidenciales en curso. Tal es el sentimiento popular que el mismo binomio gobiernista tiene como uno de sus ejes centrales la promesa del cambio.

Por supuesto, tal oferta no pasa de ser parte de un desesperado intento por recuperar a un electorado que hace rato ya dio las espaldas al Gobierno por traicionar el proyecto que 10 años atrás dijo iba a impulsarlo. Como líneas paralelas van en descenso la candidatura presidencial de Moreno y la imagen del caudillo Rafael Correa; las figuras más fuertes del correísmo no son más garantía de éxito electoral y la demagogia –que siempre jugó su papel- la llevan a niveles superlativos como tabla de salvación. El otro recurso es la manipulación de los resultados el día mismo de la elección.

Cómo creer a Moreno su intención de crear nuevos institutos tecnológicos y de educación superior si durante este gobierno decenas de ellos fueron cerrados y a provincias como Sto. Domingo se les negó el derecho a una universidad que ahora la ofertan. Con qué calidad moral hablan de crear 250 mil empleos al año si el correísmo estableció mecanismos –como la renuncia obligatoria- para mandar a la desocupación a miles de empleados públicos, y si por efecto de la gestión económica 350 mil personas perdieron sus trabajos el año pasado. De qué atención al agro hablan si este sector ha sido un de los más abandonados durante la gestión correísta.

Escuchar la palabra cambio en boca de los candidatos de la lista 35 es, por decir lo menos, insólito. Ellos representan el continuismo de un régimen autoritario, responsable de haber conducido al Ecuador a uno de los momentos más críticos.

Los otros candidatos de la derecha tampoco pueden ser abanderados del cambio, pues, para ellos éste significa retornar a la época del manejo neoliberal del Estado.