Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Editorial > El pueblo se pronunció en contra del correísmo

El pueblo se pronunció en contra del correísmo

Miércoles 22 de febrero de 2017

Este proceso electoral ha sido expresión de una intensa lucha política, no obstante un alto porcentaje de personas decidieron su voto a último momento con la intención de cerrar el paso al binomio Moreno-Glas.

Los resultados de las elecciones del pasado 19 de febrero nos permiten llegar a algunas conclusiones generales, que no implican ya un análisis de la totalidad de este importante proceso político que ha vivido el país y que aún no concluye.

Más del 60% de ecuatorianos votaron a favor del cambio, en contra del binomio correísta; y, la diferencia existente entre Lenín Moreno y Guillermo Lasso obliga la realización de una segunda vuelta en el mes de abril.

Estos dos aspectos constituyen un revés político para el Gobierno, su intención de saldar la presidencia en una sola vuelta no se cumplió y la posibilidad de lograr el triunfo definitivo se aleja por el caudal de ecuatorianos que no quieren más continuismo. Por eso los desesperados intentos del gobierno –a través de sus títeres en el CNE- para torcer la voluntad popular a través de un descarado fraude.

Este proceso electoral ha sido expresión de una intensa lucha política, no obstante un alto porcentaje de personas decidieron su voto a último momento con la intención de cerrar el paso al binomio Moreno-Glas. Eso explica el crecimiento de la candidatura de Lasso y de Viteri que fueron posicionados por los medios de comunicación y las empresas encuestadoras como posibles y hasta seguros finalistas que pudieron canalizar a su favor el denominado voto útil. El resultado obtenido por la candidatura del Acuerdo por el Cambio –que se encuentra por debajo de las expectativas creadas- puede explicarse por esa movilidad producida en los últimos días.

El proceso ha estado plagado de una serie de irregularidades desde el momento mismo de su convocatoria hasta el día del sufragio. Las denuncias de juntas en las que se encontraron papeletas previamente rayadas a favor de los candidatos gobiernistas demuestran el plan fraudulento preparado por el régimen. Nuevamente el Gobierno jugó con las empresas encuestadoras para crear la idea de un triunfo arrollador para provocar desaliento en las fuerzas de oposición y tener las manos libres para manipular los datos en las Juntas Electorales y en el CNE.

Las fuerzas del ANC desarrollaron una gran campaña política, pusieron en juego toda sus fuerzas y capacidades para llevar a la victoria al binomio presidencial y a sus candidatos para la Asamblea Nacional y Parlamento Andino.

Habrá una segunda vuelta electoral que es la continuación de la lucha política de los trabajadores y los pueblos, de las izquierdas y del partido del proletariado. Nuestra lucha continúa contra el autoritarismo y la corrupción del correísmo para cerrar el paso al continuismo correísta.