Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > Organizaciones Sociales se oponen al continuismo de Correa

Organizaciones Sociales se oponen al continuismo de Correa

Miércoles 15 de marzo de 2017

Las principales organizaciones sociales del Ecuador han hecho público su oposición a la política del correÍsmo y su llamado a votar contra el continuismo expresado en el binomio Moreno-Glas.

Los resultados del 19 de febrero dejan al país frente a dos opciones: continuar con el proyecto político del correísmo o abrir la posibilidad de generar un nuevo escenario político. Esta disyuntiva ha hecho que las fuerzas sociales más importantes se pronuncien contra el continuismo y llamen a los trabajadores y pueblos a votar contra Correa y sus candidatos.

FUT.-

El Frente Unitario de los Trabajadores (FUT)mediante manifiesto público “ratifica su oposición a la continuidad del régimen correísta representado por Lenin Moreno y Jorge Glas, que ha significado persecución y represión a los luchadores sociales; despidos masivos de trabajadores públicos y privados; exclusión de la educación superior de 800.000 jóvenes; gigantesca corrupción e impunidad de altos funcionarios correístas; medidas encaminadas a la destrucción del IESS, causando un inmenso perjuicio a afiliados y jubilados; expedición y aplicación de normas para eliminar organizaciones sociales que no se han sometido a las políticas corruptas del régimen; privatización de empresas rentables y emblemáticas del Estado; agresivo endeudamiento, con exorbitantes tasas de interés y a corto plazo; violación permanente y sistemática de los derechos individuales y colectivos; atentados a la libertad de expresión; uso del insulto, la calumnia y la mentira como forma de gobierno y una política de división y odio entre ecuatorianos.”

UGTE.-

El Consejo Nacional de la Unión General de Trabajadores del Ecuador reunido en Quito resolvió llamar a sus organizaciones sindicales a no dar ni un voto al correísmo, a rechazar la política anti obrera que representa el binomio Moreno-Glas, y preparar la lucha por la recuperación de los derechos sindicales, según los dirigentes en rueda de prensa esto significaría en los hechos votar por Lasso, con quien “no tienen acuerdo ni comparten su programa electoral, pero las circunstancias les obligan a votar por esta opción” finalizó señalando José Villavicencio Presidente Nacional UGTE.

CONAIE.-

Por su parte el Consejo Ampliado de la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) resolvió: Exigir el respeto y la transparencia a la voluntad popular depositada en las urnas, así como el rechazo “al continuismo de la dictadura”. Marlon Santi ex presidente de la organización y actual coordinador de Pachakutik señaló: "No votaremos por el continuismo de la persecución, la criminalización de la protesta social, el encarcelamiento de dirigentes sociales".

UNE.-

La Unión Nacional de Educadores (UNE) hizo pública la posición de rechazo a la política en materia educativa impulsada durante estos 10 años “y llama a los docentes a la más amplia unidad y lucha contra esta nueva explotación laboral al magisterio y trabajar con la comunidad educativa para derrotar en la segunda vuelta a la derecha correísta y recuperar los derechos conculcados” señaló el dirigente gremial Juan Cervantes.

FEUNASSC.-

La Federación Única Nacional de Afiliados al Seguro Social Campesino(FEUNASSC) señaló su decisión de llamar a votar contra el correísmo, para terminar con 10 años de autoritarismo, criminalización y persecución a los luchadores sociales, según sus dirigentes “implica un aprovechamiento de las contradicciones interburguesas” permitiendo de esta manera abrir un nuevo escenario para la defensa del IESS. Pese a las inauguraciones a última hora y los chantajes por aparte de la Dirección Nacional del Seguro Social Campesino, los trabajadores del campo rechazaron el clientelismo del correísmo.
Como se puede apreciar, las principales organizaciones sociales del Ecuador han hecho público su oposición a la política del correísmo y su llamado a votar contra el continuismo expresado en el binomio Moreno-Glas. Esta decisión no es claudicación, es desarrollar una política independiente en las condiciones de un escenario en que la disputa política principal, por el momento, es ente el correísmo y el anti correísmo. No es un cheque en blanco ni un acuerdo tras bastidores, es una decisión para influir en la estructura de un nuevo escenario que permita luchar por los derechos en otras circunstancias. El llamado a votar contra Correa trae consigo una plataforma de lucha que movilizará a las organizaciones para su consecución: Nuevo Código del Trabajo, respeto a la organización sindical y la contratación colectiva, consulta previa y vinculante, defensa del IESS, restitución de la personería jurídica de la UNE, amnistía para los luchadores sociales criminalizados.