Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > de mayo contra el correísmo

de mayo contra el correísmo

Miércoles 19 de abril de 2017

Este primero de mayo debe convertirse en la expresión política de los trabajadores y pueblos del Ecuador que exprese el rechazo a la imposición de un gobierno electo en medio de un fraude electoral, los monigotes de Moreno que junto con sus secuaces “vienen por más” deben dar muestra de la característica del correísmo. Será la primera manifestación en contra del gobierno de Moreno.

Todas las organizaciones deben motivar a sus integrantes a hacerse presentes en las calles de todo el país, para gritar su inconformidad con la corrupción que campea en todas las instituciones estatales conducidas por el correísmo que ha impedido que los bachilleres ingresen a la universidad, que los jubilados tengan que salir a las calles a reclamar lo que por derecho se les debe entregar. Será muy conveniente recordar al país que la corrupción correísta viene desde mucho antes con los comecheques, las ambulancias, etc y no ha parado hasta hoy con los capaya y demás.

Los manifestantes por miles deben rechazar las medidas que el gobierno saliente de Rafael Correa ha tomado para garantizar su salida, como son los nombramientos de nuevos Fiscal, Contralor, Defensor del Pueblo que han caído, gracias a las maniobras oficiales, en personajes del círculo de allegados a Correa y al partido de gobierno. Ellos deben saber que no gozan de la confianza popular.

La prepotencia y autoritarismo correísta debe volver a la retina de la población al recordar los casos de los 10 de Luluncoto, los 7 del Cotopaxi, el asesinato de Bosco Wisum, el caso de Edison Cocíos, los atentados contra los pueblos indígenas. Los docentes deberían exponer al país en medio de la manifestación del primero de mayo la forma en la que el correísmo ha afectado el derecho a la organización, a la sindicalización, a la libertad.

Los trabajadores de los medios de comunicación deben salir a las calles a expresar que también son víctimas de las políticas correístas, que a más de limitar su derecho a la libertad de opinión, también afecta su derecho al trabajo con un concurso mañoso que pretende entregar las frecuencias de radio y televisión a personas y grupos cercanos al régimen.

Todo lo anterior sin olvidar las banderas específicas de la clase trabajadora como son la denuncia del recorte de sus derechos, las restricciones a la contratación colectiva, a la libre sindicalización, los abusos del correísmo en la administración del IESS.

Pero la principal razón para salir este primero de mayo a las calles es para demostrar la unidad que crece en todos los sectores, que están presentes, que no se rinden, que se organizan, que en cualquier circunstancia, están dispuestos a la lucha.