Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > Leyes reaccionarias para sostener el correísmo

Leyes reaccionarias para sostener el correísmo

Martes 16 de mayo de 2017

Durante los últimos días de abril y los primeros de mayo, entre saltos y brincos, la Asamblea Nacional, que feneció el viernes 13 de mayo 2017, aprobó en tiempo record varias normas que afianzan el modelo correísta de gestión gubernamental.

Durante los últimos días de abril y los primeros de mayo, entre saltos y brincos, la Asamblea Nacional, que feneció el viernes anterior, aprobó en tiempo record varias normas que afianzan el modelo correísta de gestión gubernamental.

De manera sorpresiva en apenas tres días se agendaron para debate seis proyectos de ley, de los cuales en el Pleno se aprobaron los códigos Administrativo y el de Entidades de Seguridad. El primero, regula las relaciones entre las personas y las administraciones públicas y el segundo establece un sistema integral articulado y organizado de las estructuras de seguridad ciudadana entre las que constan el cuerpo civil de protección de funcionarios públicos. De la misma manera se reformó la Ley Orgánica de Servicio Público en las que se sacan a los obreros públicos del Código de Trabajo y los unen en la Ley de Servicio Público con los servidores y trabajadores públicos, afectando los derechos de los trabajadores, principalmente jóvenes, pues como lo dice la ex presidenta de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, Marllely Vásconez (Alianza PAIS) la negociación y contratación colectiva en el sector público se aplicará únicamente para quienes tenían la calidad de trabajadores públicos antes de la publicación de las enmiendas constitucionales del 2015. De la misma manera se procedió con el primer debate del Código Orgánico de Salud, instrumento que agrava los mecanismos sancionatorios contra los profesionales de la salud y afecta de manera grave los derechos de los galenos pues limita varias garantías entre otras la del “secreto profesional”.

Este “trabajo” precipitado de los asambleístas demostró una vez más la obsecuencia de esta función del Estado al proyecto de Correa. La simulación de deliberación y participación fue el instrumento para tratar de legitimar decisiones ya tomadas en Carondelet. La aplanadora verde flex aplicó el eficientísmo sobre la discusión. En los hechos fue el presidente de la república quien se impuso con su agenda, de los 71 cuerpos legales aprobados por esta asamblea 42 nacieron del Ejecutivo. Se archivaron 91 proyectos, 90 propuestos por legisladores y uno por el presidente Correa. En total hubo 339 iniciativas. Aunque la mayoría de normas aprobadas fueron del Presidente, él no fue el principal proponente. Los legisladores enviaron 279 proyectos y Correa 48. Lo que demuestra que todo lo propuesto por el mandatario se aprobó.

Esta apresurada aprobación de normas legales tienen como objetivo limpiar la cancha de normas polémicas que permitan consolidar la gobernanza del correato durante los próximos cuatro años, sin que la nueva Asamblea se desgaste de manera acelerada. De la misma manera Correa y su grupo con estas normas terminaron de tizaron la cancha en la que Moreno deberá jugar sin salirse del libreto correísta, para lo cual además de leyes sancionadas y en proceso de aprobación, deja instrucciones preparadas en sus libros para la transición.