Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Editorial > Los responsables son Correa y Glas

Los responsables son Correa y Glas

Viernes 9 de junio de 2017

Rafael Correa y Jorge Glas deben ser vinculados al proceso por ser los responsables del establecimiento de una política del gobierno que privilegió los nexos con Odebrecht.

Durante meses, los correístas con Rafael Correa a la cabeza desestimaron las denuncias de responsabilidad directa de altos funcionarios del régimen y de personajes allegados al él con actos de corrupción en los contratos firmados con Odebrecht y con otras empresas. Hicieron todo lo posible para evitar que el escándalo estalle y produzca efectos negativos en su contra en la reciente campaña electoral, pero el desenvolvimiento de investigaciones sobre las operaciones de esa empresa en otros países ha obligado a la Fiscalía General del Ecuador el inicio de acciones penales aquí.



Circula entre la población el temor de que estas indagaciones, debido a la vinculación del fiscal Carlos Baca con el Gobierno, no lleguen a todos los involucrados y que, particularmente, se proteja a los “peces” gordos. Es común en casos similares a este que se sanciona a los “de abajo” para proteger a los altos funcionarios.



Los ecuatorianos tienen el derecho de conocer la lista de todos quienes han sido involucrados hasta el momento. El diario Fhola de Sao Paulo (Brasil) denuncia que Odebrecht financió la campaña electoral de Rafael Correa del 2013, motivo suficiente para que él sea objeto de investigación por parte de la Fiscalía. Además, Correa y Jorge Glas deben ser vinculados al proceso por ser los responsables del establecimiento de una política del gobierno que privilegió los nexos con Odebrecht. Ahora todos conocen que no había contrato sin coíma. Contra Correa y Glas debe dictarse de manera inmediata la prohibición de salida del país, por lo menos.



Hoy que ha estallado el escándalo, los correístas intentan aparecer como moralizadores. El presidente de la Asamblea, José Serrano, y otros asambleístas lanzan discursos, anuncian juicios políticos, nombran comisiones de investigación, piden la expulsión de Odebrecht; sin embargo, cuando las revelaciones sobre este caso aparecieron intentaron echar tierra sobre ellas e inclusive acanallaron a los denunciantes. Rechazamos ese show que intenta acciones distractivas para evitar que se ponga en la picota a los principales responsables de la corrupción.



No confiamos en la justicia ecuatoriana, demasiadas pruebas ha dado de su parcialidad al correísmo; no obstante, con la movilización popular en las calles debemos obligar que se sancione a todos los responsables. ¡A Todos!