Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Editorial > Estados Unidos acentúa política intervencionista

Estados Unidos acentúa política intervencionista

Jueves 22 de junio de 2017

Las dificultades en su crecimiento económico en estos años y la expansión de la economía china a niveles superiores que la de los EEUU no le anulan como la principal potencia imperialista del planeta.

Invocando la vieja y archireaccionaria política estadounidense de jugar el papel de gendarme del mundo, Donald Trump lleva adelante una serie de acciones intervencionistas en distintos puntos del planeta, orientadas a lograr -como él mismo calificó durante su campaña electoral- la supremacía de los Estados Unidos en el planeta a través del unilateralismo.

En los pocos meses que funge de presidente ha puesto al mundo en alerta por el brutal ataque con misiles a una base militar en Siria, por la utilización de la más poderosa bomba no nuclear en suelo afgano y por el envío de portaviones a la península de Corea para “intimidar” al régimen de Corea del Norte; atiza conflictos por temas comerciales y de inversiones con China, Unión Europea, etc.; en Medio Oriente reanima contradicciones entre distintos países; amplía sus bases militares desde las regiones nórdicas-bálticas hasta Asia; apoya movimientos golpistas en varios países como Ucrania o Venezuela; retoma una política de aislamiento a Cuba; reta al mundo con su decisión de abandonar el Acuerdo de París que controla las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Un ejemplo por demás claro de cómo actúan las potencias imperialistas para ampliar o afirmar zonas de influencia, en medio de una permanente disputa con otras potencias que se desenvuelve en todos los terrenos.

Las dificultades en su crecimiento económico en estos años y la expansión de la economía china a niveles superiores que la de los EEUU no le anulan como la principal potencia imperialista del planeta. La presencia de los capitales estadounidenses alrededor del planeta está reforzada por la gran influencia política y el poderoso aparato militar con el que cuenta los Estados Unidos. Basta decir que Trump ha solicitado, para el año venidero, un presupuesto bélico de 650 mil millones de dólares.

Aún cuando en nuestro país, en los últimos años, la presencia de capitales imperialistas provenientes de China han sido superiores a los de EEUU, el imperialismo yanqui continúa siendo el enemigo principal de los trabajadores y los pueblos por su enorme influencia y control político que tiene en la vida económica y política del país. Es nuestra obligación denunciar y combatir su política.