Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Lucha y organización > Conaie arranca compromisos de Moreno

Conaie arranca compromisos de Moreno

Martes 11 de julio de 2017

El 4 de julio se realizó en el Palacio de Gobierno una reunión entre el presidente Moreno y representantes de la Conaie, Ecuarunari y otras organizaciones indígenas. Moreno firmó el indulto para Tomás Jimpikit, presidente de la Asociación Bomboiza, sentenciado por protestar en 2015; entregó en comodato por 100 años dos locales de la Conaie que el gobierno del ex presidente Correa intentó quitarles y al que opusieron su derecho a la resistencia. Esta actitud responde a la presión del movimiento indígena y popular que obligó a modificar las decisiones del correísmo, prometiendo inclusive restablecer la educación comunitaria intercultural bilingüe, la Universidad Comunitaria de los pueblos y nacionalidades, etc.

La reunión fue una expresión del reconocimiento forzado que el presidente Moreno hace a un movimiento que históricamente fue y es uno de los protagonistas de la lucha para el desarrollo y progreso del país, reconocimiento que fue negado por Correa que por el contrario intentó dividirlo y destruirlo.

La decisión causó diversas respuestas al interior de Alianza Pais, mereciendo inclusive el pronunciamiento de Correa que calificó al acercamiento de desaire para su Gobierno, traición y deslealtad. Sin embargo, Moreno sigue buscando marcar diferencia con el correísmo, además, quiere ganar adhesión de los sectores que fueron ubicados como blanco o como enemigos de AP, por ejemplo la Conaie, la Une, etc.

A Moreno “para gobernar” no le queda otra opción que hacer compromisos con la intensión de neutralizar a los sectores considerados como oposición, el propósito es evitar su cuestionamiento y también su movilización.

Los logros alcanzados no pueden hacer que el movimiento indígena pierdan de vista los elementos centrales de sus exigencias: poner fin a la política extractivista, la no explotación del Yasuní, la lucha por el agua, la tierra, son elementos que afectan principalmente a las comunidades indígenas y campesinas y por los cuales cientos de hombres y mujeres que lucharon en su defensa fueron criminalizados y judicializados.