Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Formación > desde la Historia > Los soviets en la Revolución Rusa de 1917

Los soviets en la Revolución Rusa de 1917

Martes 11 de julio de 2017

Los soviets fueron la forma organizativa de las masas sin la cual el partido bolchevique no habría logrado conducir al triunfo esta revolución.

El siguiente es un extracto del artículo “La experiencia de los soviets”, publicado en la revista Unidad y Lucha No. 34, órgano de la CIPOML.


“Todo el poder a los soviets” es la frase que pronunció V.I. Lenin, como voz de mando para que los trabajadores rusos enfilen sus combates finales y definitivos para la conquista del poder en octubre de 1917.

¿Y qué fueron los soviets?
En la lucha de los trabajadores y campesinos para poner fin a la concentración del poder en manos del Zar Nicolás II con su familia que tenían en propiedad las tierras y enormes riquezas dejando a millones de hombres y mujeres rusos en la miseria.
Entonces las clases trabajadores adoptaron formas organizativas como los Comités de huelga creados por los trabajadores ferroviarios, por ejemplo, que en un principio sólo se empeñaban en dirigir el movimiento huelguístico exigiendo mejoras en los ingresos o condiciones de trabajo. “Fueron hechura de la creatividad de las masas y las circunstancias de la lucha”. Los trabajadores se convocaban a discutir su situación, se reunían en asambleas que luego se denominaron soviets. Luego los acontecimientos de la época obligaron a asumir nuevos objetivos referentes a la democracia, la libertad, contra la autocracia.
A los soviets se integraron miles y miles de obreros y los soviets se integraron entre si, como fueron los casos de los Soviets de Petrogrado, Moscú o San Petersburgo.

¿Por qué surgieron los soviets?
El primero surgió en Ivánovo– Vosnesensk, el centro textil más importante. A raíz de la revolución de 1905 la necesidad de organización condujo a su surgimiento para enfrentar las difíciles condiciones de vida de la época. En un principio no tuvieron incidencia de ningún partido político. Los trabajadores se organizaban en asambleas en las fábricas.
Luego se organizaron también los campesinos para reclamar el derecho a trabajar la tierra. Incluso los soldados, sintiéndose trabajadores mal pagados, organizaron sus propios soviets.
El soviet de Petersburgo tenía como objetivo concentrar la dirección del movimiento de huelgas. Estuvo constituido por 562 diputados obreros que representaban a unos 250 mil trabajadores de talleres, fábricas, sindicatos. Una de sus primeras resoluciones ejemplifica la condición de revolucionario de este soviet: “tomar medidas para el abastecimiento de los trabajadores de la capital; entrega de los edificios públicos para la realización de asambleas; abolición de la concesión de locales y subvenciones a la policía, gendarmes y otras agencias represivas; entrega de dinero de las finanzas municipales al Soviet para el armamento del proletariado de Petersburgo en lucha por la libertad del pueblo.”.

Dinámica, democracia interna y poder de las masas
La riqueza de los soviets radica en su carácter clasista, su vocación de poder y en que no se quedaron en las demandas de salario y fueron por más: por el poder político, por el gobierno, por la dirección del Estado y la sociedad. Se convirtieron en embrión del poder popular. Entre 1905 y 1917 crearon las condiciones para concretar la revolución de octubre, proceso en el que la partición femenina tuvo un importante papel.
El soviet de Petersburgo puso en práctica la jornada de ocho horas, confiscó imprentas, proclamó la libertad de reunión y de prensa, entregó ayuda solidaria a los desempleados, promovió la creación de milicias obreras.
Las características de los soviets se pueden resumir así: “1) Surgieron al calor de la lucha de las masas oprimidas y con la presencia de comunistas en su seno. 2) Flexibles en su estructura, nada rígido ni dado por fórmula mágica. Cada circunstancia establecía la necesidad, partiendo siempre del objetivo estratégico; tenían encargados de prensa y publicaciones (algunos con prensa propia); de hacienda (economía), de mítines, de armas y otros asuntos. 3) Unitarios. Articuladores de la unidad -en la lucha de la clase obrera. 4) Con vocación de poder. 5) Era un trabajo no asalariado, sujeto a la rendición de cuentas y a la revocación del mandato ante el incumplimiento de los delegados. 6) La elección de diputados era proporcional a la cantidad de obreros en una fábrica o sector de servicio determinado.”
Entre febrero 1917 y octubre del mismo año, los soviets fueron el gobierno proletario, paralelo al burgués, sin embargo, los bolcheviques no tenían mayoría en la conducción de los soviets, pero declarar “Todo el poder a los Soviets, no significaba la dictadura del proletariado, sino el paso del poder a manos de la democracia pequeño burguesa, con el objetivo de separarla de la burguesía.”.
El trabajo paciente de los bolcheviques explicando a las masas y ganando la mayoría de los soviets rindió sus frutos. En octubre de 1917 la primera revolución proletaria triunfó.
Los soviets fueron la forma organizativa de las masas sin la cual el partido bolchevique no habría logrado conducir al triunfo esta revolución.