Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > Caso Singue compromete a Glas

Caso Singue compromete a Glas

Miércoles 9 de agosto de 2017

La presión social ha permitido frenar las dilaciones de la Fiscalía, encabezada por el obsecuente Baca Mancheno, que con una serie de evasivas ha postergado una y otra vez el inicio de la instrucción fiscal contra Jorge Glas. Por esa presiòn el fiscal no ha podido dar largas al asunto y ha ordenado la esperada investigación al vicepresidente.

Las informaciones sobre la corrupción de altos funcionarios del correísmo aparecen a la faz pública fuera de la voluntad de sus seguidores y del propio gobierno. La ciudadanía es testigo directo a través de las redes sociales de la serie de corruptelas cometidas por los acólitos del Expresidente Rafael Correa, y que en el caso del campo petrolero Singue ha sido corroborado por el informe de la Contraloría DASE-0045-2017.

El contrato de explotación petrolera en el bloque Singue, suscrito entre el Estado ecuatoriano y el Consorcio DGC, integrado por las empresas Dygoil y Gente Oil Ecuador, fue firmado el 30 de abril del 2012 por Wilson Pástor, Ministro de Recursos no Renovables de esa época, con el aval del Comité de Licitación Hidrocarburífera (COLH), integrado por el entonces ministro coordinador de Sectores Estratégicos y hoy vicepresidente, Jorge Glas; el viceministro de Hidrocarburos, Carlos Pareja Yanuzelli, y la coordinadora del Ministerio de Recursos Naturales no Renovables, María Lorena Espinoza, los que dieron paso a la adjudicación del yacimiento, parte de la Décima Ronda Petrolera.

Lo hicieron a sabiendas de las irregularidades implícitas como el calculó de la tasa interna de retorno TIR, considerando, sin ningún sustento legal, solo el 80% y no el 100% de las reservas probadas, previstas para los 20 años de ejecución del contrato, que perjudicó las arcas estatales en USD 5 millones 200 mil dólares, pagados al Consorcio DGC y a la compañía Gente Oil Ecuador; conocían que la oferta de la empresa incumplía los requisitos establecidos en las bases de la licitación y que debían descalificarla.