Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > Internacional > El imperialismo aúpa la violencia

El imperialismo aúpa la violencia

Martes 10 de octubre de 2017

Mientras la sociedad siga valorando una cultura individualista, eventos como los de Las Vegas continuarán sucediendo.

Cada año en Estados Unidos mueren 33 mil 880 personas por disparos de armas de fuego. Un promedio de 93 fallecidos al día. Las peores matanzas en Estados Unidos han sido las de Texas en 1991, con 23 muertos; Newtown (noreste de Nueva York) en 2012 con 27 muertos; Virginia en 2007con 32 muertos; Orlando en 2016, 49 muertos; y la última, perpetrada el 1 de octubre del presente año en Las Vegas – Nevada, con 59 muertos. Atrás quedaron los llantos de los padres y madres de familia, las denuncias realizadas por cineastas, a propósito de la masacre de la Escuela Secundaria de Columbine en 1999 con el saldo fatal de 12 adolescentes muertos y un maestro.

Este ambiente de inseguridad y violencia aportó de manera positiva al crecimiento de las ganancias de las empresas armamentísticas. Las ventas de armas cortas aumentaron en un 62% en diciembre de 2015, después de la masacre de San Bernardino donde murieron 14 personas. Los estadounidenses compran entre 15 y 16 millones de armas de fuego cada año, indicó Rommel Dionisio director de la compañía Aegis Capital y experto en la industria de las armas. Según una investigación de IBISWorld, las tiendas de armas y municiones obtuvieron 8.600 millones de dólares en ingresos en 2016.

A una semana de la masacre en Las Vegas, las acciones de American Outdoor Brands, anteriormente conocida como Smith and Wesson, subían un 3,70 %. Por su parte, los títulos de Sturm Ruger & Company, el cuarto mayor fabricante de armas del país, se disparaban un 4,26 % en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

Estos actos de violencia, muy recurrentes en los EEUU, demuestran que el imperialismo es una fase de descomposición del capitalismo, en la cual se evidencia con mayor claridad sus lacras. Las poblaciones de los países imperialistas se encuentran sometida a niveles extremos de sobreexplotación que generan altos niveles de depresión y trastornos psicóticos causados por la permanente alienación a la que son sometidos. Es común mirar entre los principales involucrados en este tipo de violencia a varones blancos que atentan contra grupos oprimidos, en su mayoría mujeres, negros, latinos y personas de la comunidad LGBT; quienes son diariamente alentados por el discurso supremacista y discriminador de las élites norteamericanas. 

La Asociación del Rifle de EEUU ha defendido la posesión de armas y conservar la segunda enmienda aprobada el 15 de diciembre de 1791, mediante la cual se establece como derecho de los estadounidenses a la posesión de armas. Luego de 226 años de aprobada la segunda enmienda en la Constitución de los EEUU, ya no hay guerra civil, lo osos y lobos no atacan los poblados y no hay temor de que a Inglaterra le dé por invadir a las colonias recién independizadas, pero el número de armas de fuego ha crecido ostensiblemente, se estimaba en el 2009 310 millones: 114 millones de pistolas, 110 millones de rifles y 82 millones de escopetas. El número total de armas de fuego exportadas creció de 287.000 unidades en 2012 a 393.000 en 2013.
Mientras la sociedad siga valorando una cultura individualista, en la que las personas conciben a su comunidad y a su sociedad como un peligro inminente en contra de su libertad; eventos como los de Las Vegas continuarán sucediendo.