Semanario En Marcha

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador PCMLE

Portada del sitio > País > Votar SÍ para desmontar el correísmo

Votar SÍ para desmontar el correísmo

Martes 10 de octubre de 2017

La consulta popular debe permitir abrir el debate, agitar y organizar el movimiento popular; derrotar al correísmo y abrir un nuevo escenario político.

El pasado 2 de octubre el Presidente de la República, Lenín Moreno, presentó a la Corte Constitucional la propuesta de consulta popular y referéndum. Cinco preguntas se refieren a reformas constitucionales y dos a la derogatoria de una Ley Orgánica y la modificación de la zona de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en la zona del Parque Nacional Yasuní.

Las organizaciones sociales y populares desde los primeros días de posesionado el gobierno de Moreno exigieron que este convoque a consulta popular para desmontar la institucionalidad correísta, misma que se edificó con el fin de construir un Gobierno autoritario y corrupto. Esta demanda fue acogida por el gobierno, aunque la mayoría de las preguntas presentadas por las organizaciones no fueron recogidas.

El correísmo se ha convertido en estos últimos años en el principal enemigo del movimiento popular, su accionar no sólo permitió generar mayores ganancias -lícitas o ilícitas- al capital, sino que trabajó por cooptar, desmovilizar, dividir o eliminar a las organizaciones sociales o políticas de izquierda que se opusieron a sus proyectos desarrollistas. Desarmar este proyecto, en los actuales momentos, es derrotar a la política de criminalización de la protesta social y sus líderes, es golpear de manera contundente la campaña de desmovilización que afecta a los pueblos del Ecuador. 

La actual correlación de fuerzas políticas, el estado de ánimo de las masas y las necesidades políticas del movimiento popular ameritan que llamemos a votar SÍ en esta consulta, pues, èsta abre el escenario para un cambio en la institucionalidad estatal, creando un cauce para el recambio de autoridades y generando mejores condiciones que pueda ser aprovechadas para fortalecer la organización popular. El escenario variará, el que pueda ser aprovechado o no dependerá de lo que hagan los dirigentes y activistas sociales.

Muchas de las aspiraciones de los trabajadores y pueblos aún no tienen respuesta, muchas de las preguntas planteadas por las organizaciones populares no fueron tomadas en cuenta en la consulta popular, debemos continuar por que estos elementos sean alcanzados con la lucha de los sectores.

La consulta popular no reemplaza la acción de las masas, por el contrario, debe servir como un instrumento para ayudar en la politización y recuperación del accionar de ellas. El debate y la agitación deben servir para organizar y movilizar el movimiento popular; derrotar el correísmo y abrir un nuevo escenario político.